19 abril 2007

Hoy



Hoy me gustaría olvidarte,
hacer una proposición de intenciones,
decir basta,
como si todo dependiera de mi frase.

Denme una entradilla,
tengo el guión preparado
estoy harto de ensayarlo en mi cabeza
una y otra
y otra vez entre bastidores.

Hoy me gustaría pintar sobre tu piel,
dibujar lunas y soles blandos sobre tus muslos firmes,
escribirte versos en la espalda
que no consiguieras leer.

Hoy querría saber que esperan,
cuanto esperan
y quien me esperará a mi.

Hoy
no mañana,
ni pasado.
Ayer dijimos mucho ya,
no crees?
y no cumplimos ni lo pactado
ni lo deseado.

Parece que las promesas nunca valen nada,
te prometí no mandar mas cartas,
ya sabes los demás incumplimientos del contrato.

Pero hoy,
quiero ser aquello que tu y yo deseamos ser.
plantar el corazón de la fruta vedada
en tierras fértiles
y beberme el néctar dulce
de la complacencia.

Hoy lucharía por estar ahí,
por golpear otra vez la cabeza con el santo,
conferirme su genialidad.

Hoy derribaría todos los muros,
aquellos,
los de la impotencia,
la incomprensión,
esos que no ves pero te hacen chocar.

Hoy…

Hoy es el día,
darme el pie para comenzar
y candar mi apatía.

A vosotros que me miráis, no defraudo,
ser observados por el fraude,
desde la mirilla veis mi traje
y como vadeo raudo.

Hoy me gustaría amarte,
pero no puedo,
porque hoy
he de olvidarte.

7 comentarios:

Tesa dijo...

Tus versos me traen a la memoría una bella melodía y otros versos. Es una preciosa canción de Serrat. Búscala por ahí, cierra los ojos y escúchala. Es una carta de amor que se lleva el viento a ninguna parte, a ningún buzón

Lucía
Vuela esta canción
para ti, Lucía.
La más bella historia de amor
que tuve y tendré.
Es una carta de amor
que se lleva el viento
pintado en mi voz
a ninguna parte
a ningún buzón.

No hay nada más bello
que lo que nunca he tenido.
Nada más amado
que lo que perdí.
Perdóname si
hoy busco en la arena
una luna llena que
arañaba el mar.

Si alguna vez fui un ave de paso,
lo olvidé para anidar en tus brazos.
Si alguna vez fui bello y fui bueno,
fue enredado en tu cuello y tus senos.
Si alguna vez fui sabio en amores,
lo aprendí de tus labios cantores.
Si alguna vez amé.
Si algún día
después de amar, amé,
fue por tu amor, Lucía.
Lucía...

Tus recuerdos son
cada día más dulces.
El olvido sólo
se llevó la mitad,
y tu sombra aún
se acuesta en mi cama
con la oscuridad,
entre mi almohada
y la soledad

Paseando por tu nube dijo...

.. y otros versos que tú bien conoces, porque ya los tarareabas ayer conmigo cuando aun no eras capaz de entenderlos, hoy me duele tanto entender yo los tuyos

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
para que no las puedas convertir en cristal
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo
Ojalá que la luna pueda salir sin ti
Ojalá que la tierra no te bese los pasos
Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta
Ojalá pase algo que de borre de pronto: una luz cegadora, un disparo de nieve
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre, en todos los segundos, en todas las visiones
Ojalá que no pueda tocarte ni en canciones
Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda
ojalá que tu nombre se le olvide a mi voz
ojalá las paredes no etengan tu ruido de camino cansado
ojalá que el deseo se vaya tras de ti, a tu viejo gobierno de difuntos y flores.

Queue dijo...

Sólo decir que cada día escribes mejor, acojonante.

AVE FÉNIX dijo...

Ojala que todo dependiese de una resolución de firmes propósitos y nada más...Peero...suele ser más complicado.
Me gustan también las imagenes con que acompañas texto:)

Queue dijo...

Yo creo por lo contrario que las imagenes no hacen justicia a la belleza de los textos.

Elendaewen dijo...

Cada cosa tiene su momento. Sólo que tú decides cuándo es o será o fue.
Saludos.

Alice ya no vive aquí dijo...

Qué triste la realidad cuando golpea la conciencia en direcciones opuestas, cuando el deber y el deseo se cruzan. Cuando todo lo que uno querría es justamente todo aquello que no puede... que no debe.

Olvidar cuando se ama, cómo duele.

Besos